(011) 4737-5919 info@amaranta.com.ar

¿Quiénes somos?

Amaranta nace del encuentro de un grupo de personas que compartimos una mirada de respeto hacia los procesos vitales, necesidades y cualidades de cada ser.

Somos profesionales con experiencia en crianza, atención temprana, pedagogía, salud, trabajo social, psicología; padres y voluntarios, comprometidos con la primera infancia en situación de vulnerabilidad social, sus familias y su entorno.

vision-amaranta

Contribuir a una transformación social basada en el respeto y la dignidad humana, que se fundamenta en el trabajo sobre sí mismo, con otros y para otros.

mision-amaranta

En nuestro hogar convivencial, Casa Amaranta, acogemos a niñas y niños entre 0 y 4 años, que se encuentren bajo condiciones de máxima vulneración de sus derechos. Nuestro trabajo se basa en el respeto por el ser individual que vive en cada niña y niño, y en su vínculo con un adulto referente, dentro de un entorno preparado para el desarrollo de su autonomía. Desarrollamos un programa de empoderamiento para las familias poniendo énfasis en el trabajo del adulto sobre sí mismo y su capacidad de transformación.
Brindamos espacios de encuentro, reflexión y capacitación para construir juntos un nuevo paradigma en la atención respetada de la infancia.

¿Por qué Amaranta? El origen de nuestro nombre

AMARANTA se identifica con las cualidades de la planta del amaranto, que están intrínsecamente vinculadas a la esencia de nuestro proyecto.
Este vocablo proviene de amaranthus: nombre derivado del griego que significa “flor que no se marchita”, y es uno de los más antiguos cultivos andinos conocidos. Los pueblos precolombinos consideraban al amaranto una semilla sagrada y la ofrendaban en sus ceremonias religiosas.

Es una planta muy resistente tanto a los climas secos como a los de lluvias frecuentes, lo cual la hace una excelente alternativa para regiones con suelos pobres o con dificultades.

Es, además, una gran fuente nutricional, ya que fortalece el sistema inmunológico y es la única proteína vegetal que contiene todos los aminoácidos esenciales.

El amaranto contiene el doble de lisina que la proteína de trigo, el triple que la del maíz y es equiparable en contenido a la proteína de la leche de vaca. Por esta razón, la FAO (organismo dependiente de la ONU) ha declarado que el amaranto es el alimento vegetal con mayor valor nutritivo, con potencial para combatir la desnutrición infantil.

Recurso_4-100
Recurso_6-100